jueves, 6 de marzo de 2008

LOS PEQUEÑOS PLACERES DE LA VIDA


Efectos de una CERVEZA en un BAR con BUENA COMPAÑÍA después de 4 horas de clase:

- paz de espíritu

- ánimo en niveles óptimos

- entusiasmo por la vida

- confianza en la humanidad

- ganas de hacer el bien

- tolerancia máxima a las variables negativas externas e internas

- sentimientos de amor hacia mi persona

- frustración cero

Y AHORA A DORMIR, NO VAYA A SER QUE SE ESTROPEE :)
BESOS

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ummm!!!
pues a mí que me da ganas de mear...
;)

Caro dijo...

Por favor contágiameeeeeeeeeeee
No se si tomarme una cervecita , fíjate y son solo las nueve y media de la mañana jijiji
besitos
P.D.siempre nos queda el consuelo de que empieze a dar resultado la flor :)

Eva dijo...

qué bien que estés tan contenta :-)
Me encanta

loli dijo...

MARU eu teño todo eso do que falas pola metade, ni fu ni fa! como o fas? eu tamén quero!

Nat dijo...

Qué alegría que andes contentilla, esperemos que cuando pase el "efecto cervecero" sigas igual....

Besos embriagadores

Lu dijo...

pues genial!!!! me alegro un montón!!!
Un besin

Pilar dijo...

Que diferencia con el post anterior, jajaja...así me gusta, ante todo optimista :DDD

un beso