lunes, 3 de marzo de 2008

HAY MOMENTOS

Me dijo el otro día mi compañera danesa que igual mi problema es que soy 'demasiado' feliz. Entiendo que la abrumo con mis demostraciones de alegría y mi caricias gratuitas.

No tiene razón. El problema es que sólo aveces soy 'demasiado' feliz. Y es en esos momentos cuando mi memoria se pone a funcionar para retener cada microsegundo de placer. Les pone la etiqueta de 'excelencia' y estoy perdida. Ya no hay vuelta atrás. Puedo revivir trocitos de mi vida casi con tanta intensidad como la primera vez. Casi. No me olvido de lo bueno, soy incapaz. Lo he intentado pero hay dos cosas en la vida que no puedo hacer:

1. Tener control sobre mis pensamientos
2. Tener control sobre mis recuerdos

Por eso me sonrío cuando alguien me dice: - no pienses en eso- u -olvídalo-. Puedo fingir que no lo pienso, puedo hacer creer que no lo recuerdo pero todo sigue ahí. En mi mundo interior.

Hoy tengo cena de confraternización. Esto se ha convertido en un ritual que arrastro de lugar en lugar. Me meto en la cocina durante horas y cocino con todo mi amor para mis amigos y conocidos. Me hace sentirme bien y me relaja. Acabo oliendo a comida y con coloretes de Heidi pero llena de satisfacción. Me siento como la gran matriarca de esa familia que está por crear.

BESOS Y MUCHO AMOR

7 comentarios:

Star-spangled banner dijo...

Me gustan las cenas de confraternizacion, tanto si cocino yo, como si cocina otro. Aparte de las cenas en casa, hemos institucionalizado el viernes como noche de cena y nos juntamos en el mismo sitio y a la misma hora. Llevamos una vida social aqui fina.

Pilar dijo...

Pues a mí me encanta eso de las cenas pero la verdad es que por aquí no somos muy dados a tanta elaboración, por más que me pese... La ultima cena colectiva ha sido este sabado y cayeron pizzas, que no eran de telepizza, pero casi...Cuanta cutrez.

Que lo disfrutes y ya nos contarás el menu...
besos

Lu dijo...

el problema es que sonries.... y por eso todos piensan que eres feliz.... si no lo sabré yo!
Lo de las cenas me trae fantasticos recuerdos de ti, creo que mucha gente te recordará siemre por tus cenas, así que sigue haciendolas que te abres un huequito en sus corazones.
tq.

Anónimo dijo...

Yo he tenido la suerte de ir a una de tus cenas de confraternidad y puedo asegurar que lo haces genial y son muy divertidas!!!!!!!!!
Seguro que los dejas impresionados a todos!
Ya nos contarás como resulta todo
besos y achuchones
caro

Anduriña dijo...

Jo, que guay, cenita. La verdad es que yo me estoy volviendo algo cocinera en Hamburgo, cuando antes no me entusiasmaba nada de da nada y reconozco que me divierte y entretiene. Que confraternices mucho y que se convierta en otro bonito recuerdo para que nunca dejes de sonreír.

Muac

Nat dijo...

Sobre lo de que eres ... "demasiado feliz" no opinaré, pues ya conversamos largo y tendido al respecto ayer. Solo te repetiré una cosa: sigue siendo tu misma.
Respecto a la cena MUCHA SUERTE!!!


Ya se me abrió el apetito... Dios
Voy camino al refrigerador

Besos

Eva dijo...

Happy shiny person :-)
and I love you because of that