miércoles, 5 de septiembre de 2007

VOLUNTARIOSA Y CON LA CONCIENCIA TRANQUILA

Vamos a ser positivos.

Como ya os dije ayer fue mi primera sesión con la sicóloga (era chica) y también la última de momento. Para mi disgusto no había diván...oh....que digo yo que con lo que cobran bien podían comprar uno, ¿no?

La cosa fue bien sencilla. Llego, me siento, y tras las presentaciones oportunas me pregunta que por qué estoy allí. Buena pregunta. Dejo escapar un suspiro y ella habla por mí...por donde empiezas ¿no?

Pues eso, por donde empiezo...resumo, muy resumidito (que ya sabéis que lo hago de miedo). Llevo una racha de dos años no demasiado buena (desde que el capullo de mi ex-novio me puso los cuernos de muy mala manera con sus posteriores réplicas) y desde hace un mes me siento peor; No duermo bien, he perdido el apetito, siento angustia que se traduce en opresiones varias en mi anatomía, ansiedad, nerviosismo, me encuentro inmensamente triste, falta de interés en general, cero ilusión.

Diagnóstico: depresión

Profundizamos, aunque no demasiado, en mis vivencias, mi día a día, mis sentimientos...y decide que mejor que me vea un siquiatra para que me recete algún anti-depresivo. No me hace demasiada gracia pero ella dice que es lo mejor y digo yo que ella sabrá. Que estas cosas mejor atajarlas cuanto antes y que si ya una vez me funcionaron es muy probable que vuelva a funcionar.

También me dijo que se me ve voluntariosa (lo soy sobre todo a la hora de intentar estar bien) y que tener la conciencia tranquila me va a ayudar mucho. Y otra cosa no, pero la conciencia la tengo blanca impoluta.

Me preguntó que qué tal los amigos y la familia y le dije la verdad, que inmejorables ;-) y me dijo que me apoye en ellos y que procure mantener todos mis vínculos sociales muy activos (lo haré, lo haré). Prohibido tumbarse en la cama a rumiar mis pesares y poco más.

Bueno, pues esto es lo que hay. Mañana me voy a Bilbao por trabajo, que os hablaré otra vez el martes que viene probablemente. Que os voy a echar de menos :-(

MUCHOS BESOS RECIÉN EMPEZADOS A SALIR DE LA TRISTEZA

6 comentarios:

E dijo...

Pues ahora a ponerte bien, a cuidarte mucho, a quererte mucho y a comprarte ese billetito (de regalo, of course) para ver a tu sobrina del alma.

Anónimo dijo...

no te vayas toavíaaaaaaa no te vaaayas po´favoooo!!!! jo y que vamos a hacer sin post tantos días ??? me lo quiere usted decir?? eh???

La K

P.D.- (me encanta el momento suspiro de ñosssss por donde empiezo???? espero que te hayas despachado a gusto y que de alguna manera te liberase un poco del peso de tu angustia)

PÁSALO REQUETEBIEN EN BILBAO...
TQM MUACK MUACK MUACK

Anónimo dijo...

Así que eso era todo? Esta gente no te sabe explicar las razones del adulterio masculino?, no tiene un catálogo de medidas correctivas? no tienen tiritas para la ansiedad como los traumatólogos te escayolan una fractura? Pues vaya. En una cosa tiene razón, pero eso ya lo sabemos todos, apóyate en tus amigos y tu familia, que además de ser gratis, es la mejor forma de orientar tu mente cara a la salud. Una cosa te vendría bien, billetes para un puente aéreo A guarda-St Pauli en fines de semanas alternos, que salir por aquí te iba a levantar las ganas y la autoestima quizá demasiado, pq aquí se cotizan mucho los buenos partidos.
DSD-PF

Anónimo dijo...

Artista: Amaral
Album: Una pequeña parte del mundo
Canción: Los aviones no pueden volar

Los aviones no pueden volar,
pero ellos no lo saben, no lo saben.
Se balancean en la aurora boreal
o se deslizan encima de las nubes.
No hay nada imposible si tu lo deseas,
podemos ser felices aunque no lo creas.
Quiero verte bailar, oh chico, chica
quiero verte volar.
Quiero verte reir y nunca llorar.
Los aviones son barcos en el mar,
que se perdieron en el horizonte,
se olvidaron de como regresar,
son lagrimas de nieve.
No hay nada imposible si tu lo deseas,
podemos ser felices
aunque tu no lo creas.
Quiero verte bailar oh chico, chica
quiero verte volar,
quiero verte reir y nunca llorar.
Quiero verte bailar
pintando un arcoiris de libertad,
quiero verte reir y nunca llorar.
Quiero verte bailar,...

eS QUE LA ACABO DE ESCUCHAR Y ME ACORDE DE TIIIIIIII

LA K

Anónimo dijo...

Yo también quiero verte bailar, quiero verte volar , quiero verte reir y nunca llorar (bueno, sólo para los momentos de exaltación de la amistad, ok?). Me alegro mucho de tu actitud tan positiva, lo cual es de admirar mucho, ya que mucha gente tiraría la toalla y se dejaría arrastrar por el abandono y eso sólo lo hacen los cobardes, cosa que está clara que tú no lo eres.
Por cierto, si el siquiatra no tiene diván, amenázalo con comprarte un sillón automasaje y multifunción de esos, que seguro combate en una sesión todo tipo de depresión y estrés y de paso lo dejarías en el paro. Tq, Andu. Pásatelo muy bien en Bilbao.

Nat dijo...

BESOS!!!!


ARRIBA LOS CORAZONES MARUUUUUU!!!!
Que para malas rachas, ya has tenido muchas.

Suerte en Bilbao, no te mates trabajando, aprovecha el tiempo que puedas para ti, para relajarte, pasear, etc., y aunque se que no te gusta "vitrinear" (jajaja, pero si te gustó esa palabra) aprovecha de mirar, de descansar!!
Te quiero!
Bye