miércoles, 4 de julio de 2007

LOS MALOS


Ayer me lo había propuesto. Antes de dormir había hecho propósito de enmienda y me había prometido a mí misma despertarme con espíritu positivo y una sonrisa en la boca. No es tan difícil y demasiadas cosas hay ya malas en el mundo...


Pero a las 7 de la mañana a mi mente retorcida no se le ocurre otra cosa que soñar con asesinos despiadados que quieren matarme, a mí y a parte de mi familia con métodos perversos y crueles. Hordas de autómatas con el cerebro agujereado que me persiguen escaleras abajo y escaleras arriba con aceites hirviendo, rayos paralizantes, armas blancas, sin darme ni siquiera tiempo a planear mi salvación. He pasado miedo, angustia, terror, dolor, impotencia...y ha sonado el despertador. Venga...la sonrisa...me lo he prometido...


Pues aquí está, me la he puesto, y me queda monísima, como un guante, y la pienso llevar todo el día...


A ver, que me desvío, hoy iba a hablar de otra cosa (me voy dejar la sonrisa puesta, si no os importa). Me he permitido copiar el título de un artículo de Elvira Lindo (amiga mía aunque ella no lo sepa) en el que habla de unas cuantas cosas pero me quedo con dos, que casi son una.


'La vergüenza ante la felicidad colectiva'. Siempre lo había pensado y nunca lo había puesto en palabras, pero yo la siento y me incomoda. Creo que es un poco repelús ante la autocomplacencia de algunos colectivos, y me da igual su ideología o los valores que intenten defender pero no me gusta que la gente dé por supuesto que lo suyo es lo bueno 100% y los demás son los malos.

Y extrapolando esto mismo a los sujetos particulares, tampoco me gustan las personas convencidas de poseer la verdad absoluta, es bueno ser autocrítico, ponerse en el lugar del otro, asumir que hay distintos puntos de vista en la vida. Eso es ser generoso.
Pues eso, que no todo el mundo es bueno, ni todo el mundo es malo, ni nadie es totalmente bueno, ni totalmente malo y que aunque cueste mucho, mucho de vez en cuando deberíamos recurrir a la auto-reprimenda y asumir nuestros errores.
Yo lo hago, porque soy buena, jaja. Y un pelín autocomplaciente :-)
BESOS


3 comentarios:

E dijo...

Muy bien! así me gustas (contenta).
A mí también me ha pasado hoy algo que me ha puesto la sonrisa en la boca (lee mi blog).
Pero qué bonita es mi nena! Y esto es verdad absoluta y no admito discrepancias, jaja.
Bss
E

Anónimo dijo...

Yo sólo sé que no sé nada, decía un filósofo, Sócrates creo, no? La verdad es que ni una cosa ni la otra. Cada uno tiene que defender su verdad dentro de unos límites, sin infravalorarse, ni mucho menos, pero tampoco sin pretender ser el dueño de la verdad absoluta. Yo creo que los que no escuchan a los demás se debe más bien a una cuestión más de mala educación que de caráter y sinceramente, me dan mucha pena, ya que así nunca aprenderán. A mí me encanta hablar y compartir puntos de vista y creo que peco de ser demasiado tolerante a veces, pero prefiero quedarme corta a pasar límites que no me hagan sentirme cómoda.

Por cierto, Maruxa, un director de cine contigo tendría un chollo de guionista!, ¡menuda imaginación!

Lo de la sonrisa me parece perfecto que te la pongas todos los días, pero que sea sincera, ok?
Bicos, Di

Nat dijo...

Ya con ver a Alba quedamos todos con una sonrisa en la boca no?
Pues sabes algo, no existe una verdad absoluta, es una visión muy particular de lo que creemos es lo correcto, o cómo debe ser, y eso la hace tan interesante, y poder intercambiar con respeto y atención las opiniones y escuchar a los demás, no es sólo signo de buena educación, sino de inteligencia y cariño por el otro, respeto básicamente. Otra cosa, tu tolerancia, creo que todas la conocemos, y me refiero a lo de ayer, no aguantes que te sobrepasen, el día que tu pongas las condiciones, y que partas tu por decidir quién entra o no en tu casa o en tu vida, verás como las cosas se dan más simples y no sufres, y la sonrisa la traerás contigo, tu propia sonrisa, no una prestada por la bonita de Alba, aunque si ella nos prestara su sonrisa a todas, puess, tendríamos unas vidas maravillosas...
Ya actualizaré en mi blog eh
Besitos, te quiero amiga y seudo socia comercial!!!