jueves, 24 de mayo de 2007

LLEGAR A CASA

Quiero irme a mi casa, que pase rápido el día. Llegar después del trabajo cansada y que mi novio me reciba con una sonrisa sincera y me diga que me ha echado de menos aunque no hayan pasado ni 24 horas desde la última vez que me vio, yo también lo he echado de menos a él. Es tan bueno que ha recogido todo lo de la cena del día anterior y me ha preparado un zumo revitalizante para sobrellevar la resaca. Le pregunto qué tal su día y él me pregunta qué tal el mío. Y lo preguntamos porque de verdad nos interesa saber. Y nos escuchamos.

Nos abrazamos un rato tumbados en el sofá, simplemente mirándonos a la cara y disfrutando de tenernos el uno al otro. Me hace reir con sus ocurrencias.

Hoy estamos cansados y preferimos no hacer nada. A mí me apetece sentarme al lado de la ventana a leer un libro mientras él ve su programa favorito en la tele. Llueve fuera y se está bien en casa. -Cafecito, ¿cari?. -Vale, y te echo un parchís.

Planeamos el fin de semana, nos gusta nuestra rutina pero sólo porque podemos romperla de vez en cuando.

Y a camita, sábanas frescas y cuerpos templados, piel con piel, sintiendo el amor.

BUENAS NOCHES MIS AMORES

5 comentarios:

Tanatos dijo...

ay!
que tengas un buen día...
bicos

Anónimo dijo...

pequeña descansaaa !!! bicos,

La K

Nat dijo...

Precioso y preciso.
Te deseo un lindo día.
Besitos.

Anónimo dijo...

para cuándo tu primer libro? en serio, nunca lo has pensado?
escribes muy bien:)

xxxxxx

Marga

Anónimo dijo...

Bueno, es q no se que decir... a mi tambien me gusta esa sensación, pero cuand no exist hay otra, la libertad, el no tener que depender de nadie para nada, que te parece???
Un besin
Lu