sábado, 12 de diciembre de 2009

NO TE ENGAÑES

Es absurdo intentar engañarse a uno mismo. Yo a veces lo intento por eso de querer creer que las cosas que me desagradan de mí misma son fruto de las circunstancias y no de debilidades y vicios no resueltos de mi personalidad. Pero hay otras veces que se me hace tan difícil asumir mi idiotez intrínseca que sólo puedo achacar sus consecuencias a una racha de mala suerte. M'explico.
A la pregunta de '¿cómo te gustan los chicos?' siempre he contestado que me gustan buenos, fieles, sinceros, con las cosas claras y sin miedo al compromiso (como no podía ser de otra manera viniendo de una familia buena, con padres y hermana fieles, con las cosas claras y un gran sentido del compromiso y la responsabilidad).
Mentira cochina. Eso es lo que me gustaría que fuera o, mejor dicho, lo que me gustaría que me gustara. Pero los datos hablan por sí solos y cualquiera que me conozca, y yo que me conozco mejor que nadie, sabe de buena tinta que nada más lejos de la realidad.
Voy a hacer un acto de auto-sinceridad extremo y aún a riesgo de espantar a los pocos hombres decentes que me puedan rondar (si es que alguno queda) voy a declarar públicamente cómo son los chicos que me gustan: Infantiles, con las cosas poco claras, amantes del riesgo, con fobia a cualquier cosa que suene a compromiso, viciosos, con principios morales vagos, tendentes a la infidelidad y, eso sí, muy cariñosos y llenos de vitalidad. Estúpido diréis...y no puedo estar más de acuerdo. Juro que yo tampoco lo entiendo.

5 comentarios:

Nat dijo...

los chicos que a ti te gustan son iguales a los chicos que a mi me gustan...
Estás consciente de lo mal que va ésto, no?
Jajaja, muchos besos y abrazos calurosos a ver si te abrigan un poquito...
Tqm

Lucía dijo...

pues mira tú que igual por eso no estás con ninguno, porque igual no te gustan tanto como crees.... o igual no ha aparecido el fiel,bueno y responsable....que te haga saltar!
aunque he de reconocer que si que lo es cierto que tu trayectoria dice que te molan los "chungos".. Si lo tienes asumido no tiene por qué haber problema!
Un biquiño!

excereal dijo...

Y además, pelirrojos...
Al final nuestro tórrido romance otoñal, al garete...
Ya te vale...

Rocio dijo...

Yo tengo uno de esos hombres en mi vida, e incluso con niño a juego y de no ser por el "niño de mis ojos" lo mandaba a freir buñuelos, q diriamos aqui. Armate de paciencia...coge aire y aguantalo.
Besos wapa.

Cuetzpallin dijo...

Como que a muchas chicas nos pasa eso... y nos damos cuenta hasta que estamos hartas de la situación, o nos lastiman feo.. o que se yo. Creo que tmb sueño con el pricipe azul, pero supongo que lo he de mandar muy lejos cuando se me acerca, pq por una tonta razón, q sigo formulando, termino prefiriendo al sapo.

Aún así, tengo fe en que un día de estos, a tí y a mí, se nos pase la predilección por los sapos y dejemos entrar a nuestra vida a los principes de colores ;)