viernes, 9 de enero de 2009

ME CUESTA

Llevo días queriendo escribir y no me sale. Me siento delante del ordenador, se me pone un nudo en el estómago (parecido al de los días de exámen) y decido que no es el momento, que no hay nada que contar, que ya me vendrán las ganas. Pero pasan los días y no llegan, así que hoy me he dicho que da igual que no me salga que me sentaré y escribiré, porque me gusta escribir y porque me sienta bien. Y punto.
Hoy me he despertado contenta, me gusta estar en 'mi casa', desayunar en el salón mientras leo el periódico, me gusta el silencio y poder pasarme media hora (muy larga) en la ducha. Los colores pastel de las paredes... las luces tenues...Ferdinan (el pez de mi casero) esperando que le dé de comer....todo me relaja y me abstrae. Pero Jolístico no me entiende, y que no pronuncie más palabras que 'buenos días' en toda la mañana lo pone nervioso y entonces empieza a pensar en qué habrá hecho o dicho mal o en que me habrá podido pasar por la noche para haberme levantado enfadada y en cómo debe actuar para no molestarme.....y al final acaba preguntándome que si va todo bien. Y entonces me enfado. Porque ya se lo expliqué muchas veces. Que no siempre me levanto con ganas de hacer bromas o de hablar de la vida y del futuro. Que no todos los días voy a llevar la sonrisa puesta y que eso no quiere decir que haya pasado nada malo ni que esté enfadada. ¿Por qué molestará tanto que te pregunten si estás enfadada cuando no lo estás?
El caso es que estoy contenta y es en estos momentos cuando aprovecho para pensar en cosas que hacen daño e intentar buscarles solución. Sólo hay una cosa que me hace daño. Fíjate la vida tan fácil que llevo. Algunas me asustan, me incomodan, me cabrean, me cansan....pero que me hagan daño (ese que yo siento en el estómago)... Sólo una. Y es la de siempre. Esa que por más rápido que corro y más lejos que me voy....siempre me alcanza (Rosana, te lo tomo prestado)
Me pregunto por qué me sigue doliendo y cómo puede dejar de doler. Y llego a algunas conclusiones que posiblemente mañana serán distintas. Hoy sé que duele porque fue un fracaso inesperado e inmerecido. Porque a su alrededor construí tanto que el desmantelamiento de las ruinas me está llevando años. Y porque en el fondo, me gusta que duela, el dolor del mártir que muere por salvar a los demás. Pero yo no salvo a nadie. Y así no tiene sentido.
Puede dejar de doler. Sólo tengo que creerme que salgo ganando. Dejar de sentir un fracaso y empezar a ver mi victoria. Creerme de una vez que lo importante es haber participado. Haber amado. Y que la carrera ya sé acabó.
Mmmhhhh....sigo contenta :)
BESOS

9 comentarios:

Eva dijo...

Sales ganando. ¡Seguro! :-)

mxg dijo...

¡Adelante, siempre adelante!

Lucía dijo...

yo tambien pienso que sales ganando...o si no piensa como serían las cosas si siguieras igual;)
besotes

Anduriña dijo...

Y quedan muchas otras carreras que hay que ganar. Besos campeona!!

多洛雷斯 dijo...

Pois para non apetecerche escribir aínda escribistes unhas liñas eh jeje.

Que che vou a decir eu que ti non sepas... pois que deixará de doer , cando? PARA ESO NON TEÑO RESPOSTA.

rosanalpz dijo...

Ánimo, guapa.

jabolka dijo...

Qué gustito da escribir y que a gusto se queda unaaaaaaaaaaaaaaa :)
Y digo lo que los demás, adelante!!!

Miriam dijo...

A lo mejor te salvas a ti misma :) En mi caso es un poco asi. Sentir dolor para descubrir que sigo viva y sintiente.

Pink Floyd dijo...

Si te cobraran el agua a 6.67 €/m3 como a nosotros no te ibas a dar esas duchas de media hora!!!
Que... a mi que me expliquen si ese precio es normal!!
Esto era para rebajar la trascendencia de los comentarios y el post.
No seas mártir que estamos en este mundo un rato y no merece la pena. Si no mira el ejemplo de mártires famosos, como Jesucristo o el Ché Guevara, los dos torturados y asesinados para que luego usen sus imágenes como iconos sin ni siquiera pagarles royalties.