sábado, 30 de agosto de 2008

PAPARRUCHAS



Cuando tienes delante dos ojos azules como el atlántico y la sonrisa más limpia, entusiasta y sincera del mundo la inanidad de la vida se vuelve paparruchas.

Alba habla de sí misma en tercera persona. Y creo que es porque es muy consciente de sí misma. En 19 meses de vida ya sabe tomar decisiones e imponer su voluntad. Si dice 'no' significa 'no' y si dice 'ja' pues significa 'sí'. Es tierna y muy cariñosa. Le gusta la independencia y hacer las cosas por sí misma. Un poco demasiado, tal vez. Es imprudente y arriesgada y sólo le tiene miedo a los coches y a los leones (que a mí me conste)

Me gusta enseñarle cosas porque es muy buena alumna. Paciente, aplicada y lista, lista.

Pero sobre todo es una niña risueña. Sonríe todo el rato, con la boca abierta, con la boca cerrada, con los ojos, contagiando a todo el que la mira. Y el que no se contagia es que no está vivo.




¡YO ESTOY SÚPER VIVA!



7 comentarios:

Lu dijo...

Alba es la leche... nothimg else to say!
Bicos

Nat dijo...

qué grande está!!!!!!!!!!!!
cómo la disfrutan no? eso está super bien!

Libelula eslovena dijo...

Qué pasada, qué pelo tan rubio y no es de bote, que envidia!!!!!!!!!!!!!!
besos

mxg dijo...

El color de pelo y de los ojos tiene de Eva y la sonrisa mia. (O era al reves?)

多洛雷斯 dijo...

Pero que guapa que está, reafirmo o da sonrisa porque o vivin en 1ª persona.

Anónimo dijo...

:)

Marga

rosanalpz dijo...

¡Qué bonita es!