miércoles, 26 de marzo de 2008

HAY DÍAS

Ayer bebí demasiado, o mejor dicho, bebí mal. Sin haber cenado, rápido, mezclando...fue divertido (creo recordar) pero hoy estoy pagando las consecuencias. A veces pienso que soy tonta y otras veces estoy convencida :)

Me duele la cabeza, el cuerpo, tengo el estómago revuelto y pocas ganas de hacer cosas. Pero sobre todo no tengo ganas de ver a nadie. En estos días me gusta estar sola, yo con mis malestares, mis sentimientos de culpa y mis auto-reproches. Obligándome a comer sano, hacer algo de ejercicio y cumplir con mis obligaciones académicas. Cargando con mi penitencia de treintañera descarriada. Maru, mala.

Pero aquí es imposible estar sola. Comparto habitación. Dios...comparto habitación....y ahí la está, todo el rato, poque no tiene amigas, ni aficiones y creo que le da miedo salir a la calle, ella y sus ruiditos...y me molesta. Aunque no haga nada, aunque duerma 16 horas al día....me molesta. Porque quiero estar sola, quiero poder abrir la ventana si me da la gana, no me apetece compartir el aire, ni el espacio, ni el silencio y menos las palabras. Vete, lárgate, DÉJAME EN PAAAAZ....

Menos mal que siempre me puedo coger la bici y ser libre por un rato, ella sí que me entiende....

BESITOS RESACOSOS

6 comentarios:

Caro dijo...

Animooooooooo
mañana lo verás todo de mejor color!!!!!
Una idea: y si le metes en el cafe una sobredosis de trankimazin a tu compi y asi descansas durante una temporadilla jijijiji
que mala soy!!!!!!

Pilar dijo...

Joder tia, que marrón...¿De verdad que no te pueden cambiar de compañera de habitación?? PFFFFFFFFFFFFF!!!

Besos animosos

Lu dijo...

yo tambien te entiendo......
Un besin

Nat dijo...

yo insisto lo que dije tiempo atrás, y comparto de lo Caro: drógala!


Besito, love you

Anónimo dijo...

que bien me caes

Anónimo dijo...

a mi tambien me cae muy bien esta chica