miércoles, 9 de enero de 2008

JOLÍN

Estoy nerviosa como si fuera mi primer día de colegio después de un largo verano.
¡Cómo cuesta a veces dejar atrás una rutina sin saber cómo va a ser la siguiente!¡qué pereza que da!
Pasará un tiempo hasta que me despierte sin la sensación de 'qué coño hago yo aquí', hasta que conozca la ruta para ir a clase, el nombre de mis profesores, hasta que sepa a quién llamar cuando tenga un problema o simplemente cuando tenga ganas de tomar un café.
Me perderé unas cuantas veces por la ciudad, me pasaré horas en el supermercado descubriendo qué es qué. Iré con la camisa arrugada hasta que alguien me deje una plancha. Me depilaré con cuchilla porque en la maleta no tenía sitio para la silképil (era eso o la plancha del pelo y esa es sagrada). Compraré una tarjeta de móvil y descubriré una vez más que el teléfono es más barato fuera de España.
Me dolerá la cabeza por utilizar todo el rato un idioma que no es el mío y me acabaré acostumbrando. Descubriré rincones que haré míos, tendré 'mi cafetería', 'mi banco del parque', 'mi estante de la nevera' y cuando empiece a sentirme como en casa...Me tendré que ir.
C'est la vie, mon ami!

7 comentarios:

Eva dijo...

¡qué entrada más bonita!

Pero no te olvides de llevarte el blog contigo misma, ¿eh? (Que nos conocemos...)

Pilar dijo...

Eso eso, nada de dejar abandonao el blog!!!

Por cierto, me encantan todas esas nuevas sensaciones que cuentas...


Un beso

pd. he estrenado blog, este es para todo lo que no sea Eslovenia ;P
http://flordecarniola.blogspot.com/

Lu dijo...

no el blog no, no nos dejes ni de coña.....
Por lo demás yo confio en ti, se que lo vas a hacer muy muy muy bien!!!!
Un besin

rosanalpz dijo...

ánimo valiente

Anónimo dijo...

pero siempre nos quedará el msn. jejejeje.

Pd.- tienes que darmelo antes de irte eh!!!!!!

Star-spangled banner dijo...

estoy totalmente de acuerdo con el sitio que le has concedido a la plancha del pelo en la maleta. Yo soy de las de NO SIN MI SECADOR.

Suerte en esta nueva aventura.

loli dijo...

Maru tía! como se che ocurre deixar a depiladora en terra? Ainda que ensandoo ben creo que o trauma que collerías en Eslovenia sen as planchas do pelo non podería ser aliviado con unhas pernas libres de barba jijji