viernes, 5 de octubre de 2007

LOS MÁS BUENOS DEL MUNDO

Creo que ya hablé alguna vez de mi familia. De la suerte que tengo. De que probablemente no soy consciente de hasta qué punto porque nunca he vivido otra cosa.

Y hoy quiero hablar de mis padres en concreto. De lo bien que lo hacen y lo poco que lo pregonan. Pero para eso estoy yo, que tengo mis cosas, pero agradecida lo soy un rato largo.

Sabéis que estoy inmersa en los preparativos de mi nueva etapa. Soy una persona bastante impulsiva y aunque no me gusta correr riesgos no dudo en asumirlos si creo que la ocasión merece la pena. Estoy ilusionada y convencida de que la decisión que he tomado es acertada. Vivo en un sitio que me cansa, donde no tengo amigos y con un trabajo que me gusta pero al que no le veo un futuro prometedor. Y quiero llegar a disfrutar de mi trabajo, porque me guste lo que haga y porque me sienta satisfecha al ver mi nómina a final de mes. Y si no me muevo me quedo parada. Podría haber elegido muchas otras opciones, tal vez menos arriesgadas, tal vez más coherentes pero me gustan las cosas que llegan por sorpresa y que se quedan, me gusta que se me presenten situaciones que parecen estar diciéndome 'esto está aquí para ti, ahora, cógelo ya u olvídate para siempre'. Y soy de las que prefiero equivocarme que arrepentirme por no haberlo intentado.

Pero yo quería hablar de mis padres. Yo no soy tan valiente como puede parecer por las cosas que he hecho, y si tomo deciones es porque ellos están conmigo. Siempre. Pero siempre, siempre. Para abrirme los ojos, para darme palmaditas en la espalda, para reconducirme, hacerme pensar y hasta para enseñarme a llevarles la contraria.

Nunca en la vida me han echado nada en cara (y podían haberlo hecho muchas veces), siempre que hablan de mí lo hacen con orgullo y me quieren más que a su vida (que decía la copla). Yo también los quiero muchísimo y no sé si lo demuestro todo lo que debería. Por si acaso, se lo digo otra vez...

OS QUIERO MUCHÍSIMO

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, la verdad es que yo también me siento mucho mejor, cuando tengo el apoyo de mis padres en cada decisión que tomo en la vida. No obstante, supongo que muchas veces veces no estarán totalmente de acuerdo con lo que hago, pero siempre me han dejado actuar con libertad y decidir bajo mi criterio. Gracias por ser así y besitos.Andu

Pilar dijo...

A mí me pasa lo mismo con mis padres...son unos santos, que paciencia!!!! Espero poder devolverles algun día con creces todo lo que han hecho siempre por mí...
Saludos!

Pilar dijo...

Pues la tienda está en Mala Ulica (ulica es calle, o algo asi, jeje), pero no me acuerdo del numero! De todos modos, esta calle es muy chica y estrecha, y no tiene perdida, vamos, q la encuentras fijo.
Que envidia me das, vas a hacer un master??
Saludos

carmen dijo...

Hola siento que no he podido contarte nada nuevo hoy , lo que si quiero decirte es que encanta Alba, diselo a su mamá Eva, la foto que mas me gusta es la de galleguita esta preciosa y tiene unos ojos que parecen dos estrellas. Un besito Carmen

Lu dijo...

Yo solo tengo madre, por desgracia... que ya me gustaria a mi que mi padre estuviera aqui... Bueno eso ya lo sabes tú!!!
Mi madre es un sol...(no puedo decir otra cosa porque es la del comentario de aqui arriba...jeje).
Yo lo unico que puedo decir de mis padres es que si soy como soy es gracias a como me han educado ellos... A veces no me entienden, pero me respetan ( bueno creo que esto es con "aban", pero me gusta decirlo en presente...)
Mami te quiero mucho..!!!!
besitos

carmen dijo...

Me encanta lo que dices de tus padres yo que soy madre me encantaria que mis hijos pensasen asi de mi, no quiero decir que no lo piensen, sencillamente que no me lo han dicho pero por otro lado son muy cariñosos conmigo ahora en estos momentos dificiles no me dejan jamás, me llaman, me aguantan mis lloros y mis melancolias en fin que tengo dos hijos que se que me adoran y aunque no me lo digan me lo demuestran que para el caso es lo mismo

carmen dijo...

No habia leido el comentario de mi hija Lucia, pero ves ya me ha dicho que soy un sol y que me quiere mucho, pues hoy me acuesto mucho mas feliz, un beso , hasta mañana

Nat dijo...

te entiendo
te entiendo y te felicito
eres afortunada
somos afortunadas

Besitos