miércoles, 12 de septiembre de 2007

PERDIENDO EL TIEMPO

Nunca había vivido tan intensamente esta sensación y me pone triste. La vida es una (hasta que alguien me demuestre lo contrario) y no es demasiado larga. No sabemos muy bien (ni bien, ni siquiera regular) qué es lo que pintamos aquí, quién nos puso, para qué...y con la poca lógica que Dios (o quien sea) me ha dado sólo se me ocurre pensar que ya que estamos tendremos que intentar ser felices, pasarlo bien, disfrutar, que esta experiencia que se nos brinda sin haberla pedido sea por lo menos positiva...¿no?

Me esfuerzo, lo intento, pongo de mi parte para que así sea pero algo pasa y no sé qué es. Pienso en las cosas que me suelen hacer feliz. Algunas no las puedo hacer y otras ya no me apetecen. Voy rellenando mi día con actividades que por norma deberían ilusionarme ( y no hablo de cosas como tener un hijo o irme de viaje a China) pruebo a tomarme el cafecito en la cafetería mientras leo el periódico, charlar por teléfono con una amiga, hacerme una excursión, ver una peli, calcetar...pero no. No funciona. Sigo triste.

Como no soy mujer de rendirme fácil (aunque pueda dar otra imagen) decido que debo ir al médico a ver qué pasa....pero no me estoy muriendo, ni siquiera se pueden ver mis síntomas y me siento ridícula diciéndole a una chavalita más joven que yo que me mira con cara de aburrimiento que tengo angustia de vivir...me dice ella (que es doctora titulada) que tengo que intentar solucionar las cosas, ¡ole tus ovarios! ¿¿¿y qué te crees que hago aquí??? Pues nada, Lexatín, que debe ser como el Clamosil que le daba el médico a mi hermana de pequeña (que ya se lo recetaba ella a sí misma con 5 años) y arreando. Pida usted cita para un sicólogo. Pediré, pediré (que ya he dicho que no me rindo) y tachán....31 de Enero...¿y mientras? Mientras seguiré buscándole sentido a mi vida, a la de ahora y a la del futuro, y no dudo que se lo encontraré porque yo buscando cosas soy única (más que nada porque me paso mi vida perdiéndolas)

Bueno, que no quiero aburrir más al personal y con vuestro permiso me voy a cagar un poquito en la Seguridad Social, en el sentido de la vida, en los novios infieles y en mi carácter híper-sensible :-)

MUCHOS BESOS

7 comentarios:

E dijo...

y mientras tanto cómprate un vuelo a Alemania que seguro que tu sobri le da sentido a tu vida. Te sonríe y ya está! (prometido)

Pink Floyd dijo...

Pues verás,

Hace miles de millones de años, un cúmulo brutal de materia y energía gravitacional dio origen a la explosión denominada big-bang (como mogollón de uvas apretadas a tope que fermentan y con los gases acaban explotando). Entonces sólo había quarks, pero interaccionando entre ellos, formaron las partículas subatómicas, que también interaccionaron y formaron los átomos. Como de la explosión todavía quedaba energía (y aún nos queda), siguieron interaccionando ya electrostáticamente y formaron los átomos estables, en un toma y daca de energía entre ellos y la radiación del bigbang. Una vez con átomitos chiquititos (hidrógeno, helio) se formaron otros más gordos (carbono, oxígeno), que empezaron a atraerse también gravitatoriamente y convertirse en planetas, estrellas, que juntos y también unidos por la gravedad formaron constelaciones y galaxias, todos dando vueltas como locos unos en torno a otros.

Con semejante caos a tu alrededor, no sé como te quedan esperanzas de encontrarle sentido a tu vida, en lugar de agarrarte a la barandilla fuerte fuerte, disfrutar del viaje y cuidar que no te caiga un fotón de los de la radiación de fondo.

LA MARU dijo...

Oye PF, que me quedo mucho más tranquila...digamos que soy una pura casualidad más o menos, ¿no? que tanto pódía estar como podía no estar...que soy una mierdecilla pinchada en un palo entre tanta energía desatada...lo dicho, me quedo más tranquila :-)

E dijo...

joer, joer, joer...ahora lo veo todo clarísimo. Nuesstra misión en esta vida es intentar que no te dé un fotón de lleno. Pues como que me siento parte de un juego de marcianitos...

Lu dijo...

Joer María intenta no abusar del lexatin que es una droga de cojones de la que luego cuesta horrores desengancharse....y te lo digo por experiencia, q yo al final he optado por pasar las noches en vela. Cuando vienes??? seguro que yo te animo un ratito.
tqm

Anónimo dijo...

¿Pero la vida tiene sentido?, yo leí un libro en la carrera (sobre el cual teníamos que hacer un trabajo) titulado "El hombre en busca de sentido", la verdad es que no recuerdo de qué iba, pero queda bien para el comentario, ¿no?
Maru, que estás pasando un momento triste o de bajón, pero no por eso empieces a tomar medicamentos porque sí. Mira, de verdad, te recomiendo la sicóloga que te comenté. Estoy casi segura de que te ayudaría mucho.Bicos, Andu

E dijo...

ahora, con el billete en tus manos ¿no le encuentras más sentido a tu vida?
PF, Andu, ¿os pasáis por Colonia el finde del 1 de noviembre?

Pongo el vino en la nevera para que esté bien fresquito