miércoles, 6 de junio de 2007

OIGO VOCES

Estoy en la oficina y me acaba de llamar un señor para hacer una reserva...¡y lo que me ha costado colgar el teléfono!. Tenía voz de Álvaro o Abel o Alberto o cualquier otro nombre que empiece por A y suene suave...y transmitía paz...serenidad...y por un momento deseé ser su santa esposa y madre de esas dos hijas a las que se va a llevar de vacaciones...ay...

La voz es uno de nuestros mayores mecanismos para relacionarnos con los demás y puede ser una maravillosa carta de presentación. La voz y la forma de hablar...de los que me rodean:


Mamá: Habla alto, claro, vocalizando mucho, es una voz sonora, alegre y a la que se le intuye autoridad, segura de lo que está diciendo pero suave. Eso sí, grita como una descosida cuando habla por teléfono :-) . ¡¡Mamáaaaa, que el sonido llega por el cable, no por el aire!!


Papá: Todo lo contrario para compensar. Mi padre más que hablar farfulla, habla, como se suele decir, para el cuello de su camisa. Y habla rápido y sin vocalizar, apresurado por terminar las frases. Eso sí, cuando discute...que Dios nos pille confesados...cualquier día vienen a medir los decibelios y nos denuncian...


La Sis: Creo que su voz se parece a la mía porque mucha gente nos confunde por teléfono, pero su forma de hablar es más...hoytengoqueiral...bueno...aunquesidespuesvienelaniñera...quetampocomeimportarí...yameentiendesss.

Chao. Diooossssss!!!!!!!!!!!!!!!!!Yeruuuuuuu!!!!!!!!!! ¿terminarás las frases algún día? Así tu hija nunca va a aprender a hablar...


EL Abu: Su voz tiene la mitad de años que él (o menos), cuantas veces me he puesto emocionada al teléfono cuando me han anunciado que me llamaba 'un chico' y el que estaba al otro lado de la línea era mi abuelo...


El ex: Voz grave, medio afónica, rara, igualita a la de su padre e inconfundible. La 'S' siempre sonora (y esto mira que he intentado corregírselo sin éxito). Habla despacio y nunca sube demasiado la voz, dice mucho ¿qué? y me hace gracias porque su sobrino hace lo mismo


La Hamburguesa: Tiene una voz dulce que transmite tranquilidad, a mí me encanta oirla hablar aunque tampoco sepa pronunciar las eses.


La K: Voz fina, fina (aunque desde que fuma ya no es lo mismo) y con un deje pijo supongo que adquirido en sus años de insitituto. Eso sí, cuando tiene que pegar cuatro gritos los pega, chillones pero los pega. Domina los registros desde el más borde al más amable. Alma de comercial


Maryflowers: Tiene una voz bastante grave para ser chica y su tono es lastimoso, alarga las palabras continuamente y suena siempre a cansada. Corta mucho las frases sobre todo cuando se está quejando y repite las ideas...valiente el que intente cortarla por teléfono...te dirá diez veces 'bueno' antes de colgar...


Lu: Me encanta su voz, no sabría describirla, pero es cantarina, transmite buenas vibraciones y es muy, muy risueña (ella y su voz) Es de esas personas que oyes hablar y te da ganas de achucharla. Le encantan los refranes ¿a qué sí? y tiene uno listo para todas las situaciones.


El Ambiguo: Voz suave, habla como en susurros, excepto cuando se ríe que lo hace a carcajada limpia. Puede hablar muy despacio y serenamente o lanzarse a encadenar frases una detrás de otra sin parar intercalando un 'tío/a' cada tres palabras. Tiene la erre de Edith Piaf


La santiaguesa reconvertida: Un pelín voz de camionera, o de haberse bebido media botella de aguardiente el día anterior (vale, estoy exagerando) Es una voz grave, de eso no cabe duda, pero con carácter y te lo digo de corazón, en la tele suena de miedo :-) Otra que no hay quien la pare cuando se lanza...


Mi amigo telefónico: Me gusta su voz, no sabría decir por qué, pero es bonita, tiene distintos registros, mucho acento eso sí(sí, el de Madrid, el que dicen los de Madrid que no existe). Es la persona que más frases hechas me ha pegado en toda mi vida...


Y como esto se me está alargando...os dejo que continuéis vosotros...os doy la palabra...o la voz.


BESOS












5 comentarios:

LA MARU dijo...

No puedo hablar de la voz de Nat porque desgraciadamente no la he oído todavía...espero que te autodescribas, jaja. Besitos

Anónimo dijo...

A mi es que el aguardiente no me gusta... si acaso ron delque beben los bucaneros borrachos del Támesis:)

xxx

La santiaguesa reconvertida

Anónimo dijo...

Gracias por lo de dulce. Lo de las "eses"me parece que ya estarán conmigo toda la vida, pero todo tiene su encanto.
¿Y tu voz?, no la describes: un tono normal, ni muy alto ni muy bajo, el suficiente para entenderte y hacerte entender.También es una voz dulce y alegre, que transmite buenas vibraciones, con la cadencia adecuada para seguir una conversación amena e interesante. Eso sí, cuando te sueltas a hablar en inglés, no hay quien te pare, y tu voz se vuelve americana, pero con una gracia de galeguiña que no se puede aguantar.
Biquiños, Di

E dijo...

que conste q no termino las frases porque mi cabeza va más rápido que mi lengua... y eso que mi lengua va rápida!!!

Anónimo dijo...

me gustaria saber como es la descripcion, desde tu punto de vista de mi voz!!olvidando los pequeños arroutes que me dan de marulo consumado;). ya no queda nada para mi reencuetro con la vila!!espero que contigo tambien!!y que nos acordemos, que esa e outra!!petons!!