jueves, 3 de mayo de 2007

YA NO ODIO MI BARRIGA

Toda mi vida queriendo ser famosa sólo para que alguien me preguntara en una entrevisa - ¿cuál es la parte de tu cuerpo que más odias?- (porque me lo hubieran preguntado seguro) ¡LA BARRIGA! ¡LA PUTA BARRIGA! y vengarme así de ella y dejarla a la altura del betún delante de miles de televidentes y resarcirme de todos esos años que me ha dado de inseguridades y complejos. Que se joda.

Pero...ironías del destino...no he llegado a ser famosa (de momento) y ya no me disgusta mi barriga. ¿Ves Dr. Amor como el tiempo todo lo cura? Ahora le tengo cariño, cierto es que es más pequeñita que hace años, yo creo que al final hemos cedido las dos (mujer tiene que ser) yo ya no la odio y ella no crece demasiado.

Siempre me gusté como persona, tengo mis defectos pero la mayoría de ellos sólo me afectan a mí así que nadie (o casi nadie) me los puede echar demasiado en cara. Sin embargo con mi cuerpo he llevado siempre una relación de amor/odio (hubo momentos de odio/odio) de lo más dañina. Mi madre temblaba cada vez que yo me ponía delante del espejo con cara de circunstancias...-¿mamá? no crees que tengo las orejas demasiado grandes para mi cara? -nooooo....- entonces es el cuello que lo tengo demasiado corto, ¿no? hay algo que no encaja.- eres muy guapa cariñooooo.....-sí, pero si no hubiera heredado tus costillas flotantes (las costillas de mi madre flotan demasiado) o el melón atravesado de tus caderas parecería más delgada...y así durante horas, días y años ¡un suplicio!

Todo el mundo te dice que eso son tonterías, que no te obsesiones, que está todo en tu cabeza...y tienen razón. Y ahora lo sé y ya he dejado de ponerme frente al espejo (vale...lo hago a veces pero el espíritu crítico ya no es ni la mitad de punzante) y he aprendido a verme bien, con los ojos de alguien que se gusta.

Porque a mí no me gusta una boca, ni unos ojos, ni unas manos. Me gusta como me sonrien o como me miran o me tocan. Ser guapo no tiene ningún mérito, ser cautivador es lo complicado. Y yo hay veces que puedo serlo (acabo de liquidar a mis dos abuelas de golpe, ¿eh? jeje y ya os lo dijeeee...el blog sigue siendo míoooo...) y como yo mucha gente 'del montón' que dejan de serlo a los ojos de otros que han aprendido a mirar.

El mundo está lleno de guapos encantadores, guapos insulsos, agraciados sin interés, xeitosos con éxito, feos encantadores, feos feos, normales estilosos, dulces del montón...¿nos los vamos a perder?

BESOS (Y ESO ES LO QUE QUIERO...BESOS...)

Por cierto, ¡qué fuerte lo de la Pantoja! tía, tía...

5 comentarios:

kot dijo...

De verdad que te martirizaba tanto tu fisico??,joder!!!.No lo entiendo muy bien, ademas no te olvides de que la belleza es efimera asi que no tiene demasiado sentido, no crees?.Lo importante es lo que siempre te quedara y eres tu,no?
Tanatos, no me digas que me extranhamas!!!,ja,ja!Es que ahora no me siento en el ordenador muy a menudo, cosas de la vida!!, pero bueno prometo no abandonaros del todo,vale?
Como me lo voy a perder!!!!
Un beso y que tengais un buen dia,tod@s!

Anónimo dijo...

hola pequeña, felicito que por fin hayas descubierto tu lado claro, y dejes ya POR FIN!!! ese lado oscuro de complejos, así me gusta... sigue así !!! Que a cautivadora no te gana nadie !!! (no hay más que ver lo animado que está el blog, jiji)
Bicos,
LA K

Tanatos dijo...

No me lo puedo creer... ni lo de tu barriga, ni lo de la Pantoja,ni de que haya gente que trabaje sin ordenador (en qué siglo vives, Kot?)...

Hay días en los que la vida te da sorpresas!

Besitos chatines

nat dijo...

Y lo has dicho muuuy bien, ser cautivador es lo complicado. Pero creo que tu ya lo eres, así que no te estreses por eso querida que tienes todo a tu favor. Todas las mujeres tenemos esos complejos, esas... partes de nuestro cuerpo que no son de nuestro agrado totalmente, que el rollito en la cintura, que la pantorrilla muy gordita, que el zurco bajo los ojos, etc., que mucho busto, o planita planita, que el trasero más grande del mundo, o que más parecido a una puerta... En fin, eso es lo que nos hace MUJERES, y también, la PERSONALIDAD y el CARACTER, y vaya, tu si que tienes, así que te felicito que ya no te acompleje tu panza, que al final de cuentas, es sólo el envase. Besitos, Nati

Tanatos dijo...

Muy bien dicho, Nat.